logo
 
?

казино slotoking

Hoy voy a explicaros a grandes rasgos los permisos que son necesarios, las licencias y qué hay que contemplar antes de comprar un inmueble (los porcentajes y precios son orientativos).

Aunque los interesados en vender una finca te aseguren que se puede rehabilitar una ruina o construir en el terreno, no te fíes; una vez lo hayas comprado, puedes encontrarte con muchos impedimentos para llevar a cabo las obras e incluso con denuncias por parte del ayuntamiento o los vecinos.

Consulta en el catastro correspondiente si la finca es terreno rústico, urbanizable o urbano; mira también otras calificaciones, como si está dentro de la ley de costas o, por ejemplo, en un paso de aves.

Si vas a rehabilitar una edificación, comprueba que puedes hacerlo; por ejemplo, si se trataba de una cuadra (no de una vivienda), puede que no te dejen convertirla en casa.

Vigila también todo lo relativo a alturas, distribución, ventanas, muros…

Hay normativas que indican bajo qué parámetros se pueden rehabilitar las viviendas.

El primer paso para rehabilitar cualquier inmueble es buscar a un arquitecto que nos haga el proyecto de rehabilitación; para ello, tendrá que visitarlo y estudiar su estado y lo que necesita para ser habitable.

Este proyecto irá a parar al Colegio profesional, que visará la obra y controlará la superficie, los baños, las alturas, etc.

Según la información recabada, el Colegio fijará el precio del proyecto; para retirarlo, hay que pagar entre un 2 y un 3% del coste estipulado por ellos.

La segunda fase consiste en solicitar la licencia al Ayuntamiento correspondiente; nunca se puede empezar una obra sin licencia, a riesgo de que sea denunciada y detenida.

Las licencias suelen costar alrededor del 7% del precio del proyecto fijado por el Colegio de Arquitectos.

Y por ultimo, si la obra es de mucha envergadura, lo mejor es conseguir a un contratista que lleve todos los temas.